Trucos caseros para tener dientes blancos


Tener una dentadura blanca como perla es extremadamente difícil. Principalmente por los alimentos que consumimos y segundo, porque los tratamientos especiales con dentistas son muy costosos. Y aunque hay una gran variedad de pastas dentales que supuestamente tienen químicos para eso, no dejan de ser caras y hasta peligrosas y dañinas para la salud. Así que si quieres tener los dientes muy blancos, sin tener que poner en riesgo tu salud ni gastar millones, estos remedios son los que tienes que usar ya.

4.- Bicarbonato para eliminar sarro



Este ingrediente es uno de los secretos mejor guardados de los dentistas, ya que sus propiedades abrasivas ayudan a eliminar residuos como el sarro y manchas en nuestros dientes. En lugar de cepillar tus dientes con tu pasta dental, enjuaga las cerdas de tu cepillo y sumérgelo en 1 cucharada de bicarbonato. Ahora cepilla  como de costumbre y enjuaga tu boca con agua tibia. Recuerda repetir este proceso de 2 a 3 veces por semana para ver resultados más rápidos.



3.- Enjuague bucal de menta, anís y romero


Comienza por hervir 2 tazas y media de agua y al finalizar, agrega 1 cucharada de hojas de menta trituradas, 1 cucharada de hojas de romero también trituradas y 1 cucharada de semillas de anís. Deja el líquido reposar y enfriar durante 20 min y con ayuda de un colador, vierte la mezcla en un frasco y enjuaga tu boca por 1 minuto. Mientras el anís cuenta con propiedades que te protegen contra la caries y la placa, además de aliviar irritaciones e inflamaciones, el romero y la menta te ofrecen una acción desinfectante   te que garantiza un aliento fresco por horas.

2.- Aceite de coco


Numerosos estudios han comprobado la efectividad que tiene el aceite de coco para eliminar diversas bacterias que se acumulan en nuestra boca, provocando mal aliento y manchas en nuestros dientes. Pero no te preocupes, pues el aceite de coco es tu solución.

En un recipiente pequeño, revuelve 2 cucharadas de aceite de coco y 3 cucharadas de bicarbonato de sodio hasta conseguir una textura pastosa. Sumerge tu cepillo de dientes seco,  lava tu boca como de costumbre y finaliza enjuagando con agua tibia. 

1.- Mastica semillas de sésamo


Por mas extraño que parezca,  se ha descubierto que debido a sus propiedades exfoliantes naturales, estas semillas ayudan a combatir la placa dental, así como a blanquear los dientes. Lo único que necesitas hacer para lograr una sonrisa perfecta  es tomar un puño de estas semillas, mismas que puedes conseguir en un supermercado o tienda naturista, y masticarlas durante 2 min. Después de haberlas triturado en tu boca, escúpelas y cepilla  tus dientes con tu cepillo seco. Para quitar cualquier residuo que haya quedado en tu boca, enjuaga con agua tibia. ¡Realiza este proceso una vez cada 3 días y estarás viendo resultados en menos de lo que te imaginas! Todos te pedirán el secreto 

Recomendados
Recomendados