10 cosas de la menstruación que los hombres nunca entenderán


¿Hay algo más temible que la menstruación? Al parecer no, bueno excepto que no aparezca, entonces si se puede convertir en un auténtico cuento de terror… En fin, de seguro te has preguntado señalando con tu dedo enfurecido ¿Dios porqué no elegiste una manera menos dolorosa y sanguinaria de expulsar óvulos? 



10. Evitas reír o estornudar




Evitas a toda costa reírte o estornudar, ya que cuando lo haces, se te sale el alma por ahí, así que por favor, trata de no ver muchas películas de comedia con tu novio, sino quieres terminar así…

9. Quieres ver al mundo arder


No hay que ser un genio, por favor, evita cualquier disgusto con una mujer BIPOLAR en sus días, ya que no quiere ni que la toques, ni que la abraces y definitivamente, no tiene sentido del humor para tus estúpidos chistes, recuerda que el monstruo de las hormonas está atacando.

8. Nada de blancos


El error más cruel es ponerte ropa blanca o clara en uno de esos apocalípticos días y más aún cuando descubres que ¡no traes toallas! Es la muerte vestida de rojo…

7. Tienen superpoderes


Obvis, que entre mujeres todo se saben, todo se cuentan, saben que día le toca la una a la otra, y no es todo, además se sincronizan, como sacado de un comic de Marvel, el superpoder de los cólicos sintoniza el dolor de otras mujeres en agonía ¿No lo sabías?

6. Tus bubis se ponen sensibles


Este dolor de chichis es inevitable, y no sólo eso, los pezones también se irritan, te duele la espalda y el tiro de gracia te lo dan los cólicos. Así que no tienes mas remedio que usar ropa con telas suave y delicada para que no andes toda incomoda y le agregues más sufrimiento a esta tortura. 

5. Te inflamas como bomba


No puedes comer nada picante, cítricos, alimentos procesados, quesos y cualquier alimento enlatado, no consumirlos no sólo reduce el dolor, sino que también disminuye la retención de líquidos y la hinchazón.

4. Regresas a la adolescencia


Por si fuera el colmo, no sólo estás reviviendo el viacrucis cada mes, sino que además se te llena la cara de granos, porque las malditas hormonas perdieron la poca cordura que les quedaba y es justo como regresar a tu “etapa favorita”: la adolescencia… 

3. Antojos del mal


¿Quieres saber que se siente al menos estar un poco embarazada? Sólo recuerda los antojos del mal que salen desde lo más profundo de tu ser como una bestia que azota a los hombres…¿Piensas que exagero? Míralo por ti mismo…

2. Te pones cachonda


Este es uno de los más grandes secretos del mundo femenino y cualquiera que lo sepa puede llevarse una “buena” recompensa, ya que según varios sexólogos, hacerlo durante tu periodo disminuye los dolores intensos y te puede ayudar a tener orgasmos más intensos.

1. Te baja cuando menos lo esperas


Es un enemigo despiadado que no se tienta el corazón, inclusive ataca cuando estás descuidada. Y si está un poco retrasado además del susto que te saca, el flujo puede venir en chorro o muy intenso, así que lo más conveniente es que siempre estés preparada, ya sea con tampones, toallas, copas menstruales y algo de analgésicos que ayudan un poco.

Recomendados
Recomendados