Llevó a sus hijas a comer y él solo las vio por qué no tenía más dinero


Sus hijas querían comer en un restaurante, pero a él solo le alcanzaba para pagar dos platillos, por lo que decidió quitarse el pan de la boca para ver a sus pequeñas disfrutar de la comida. 



Ser padre de familia no es una tarea fácil, requiere mucho esfuerzo y sacrificio, pero es uno de los actos de amor más poderosos que existen. Ryan Arebuado, un padre soltero en Filipinas, se convirtió en toda una sensación en redes sociales después de que un turista tomó su fotografía y la subiera a Facebook, demostrando que a veces un padre está dispuesto a todo por sus hijos. 




Las hijas de Arebuado le pidieron comer en este restaurante de comida rápida, por lo que tras mucho esfuerzo, logró juntar lo suficiente para que sus pequeñas pudieran disfrutar de un pequeño premio. Él no probó bocado alguno a pesar de estar muriendo de hambre, para él, la felicidad de sus hijas era mucho más importante. Lo que pasó después cambió sus vidas:



Horas después de que la fotografía estuviera dando vueltas en redes sociales, llegó a Lloyd Café Cadena, un popular Youtuber que se encargó de hacer la imagen viral. La gente fue a buscar a Arebuado, el mundo necesitaba saber más de él. Tristemente su historia no era una muy feliz.


Ryan Arebuado nunca fue un hombre de dinero, todo lo contrario. Cuando sufrió un infarto, Arebueado quedó incapacitado para trabajar, por lo que su esposa terminó abandonándolo, sin embargo, sus hijas decidieron quedarse con él… Esto no lo detuvo, ya que a pesar de estar enfermo nunca olvidó sus responsabilidades como padre y salió todos los días a vender comida en las calles.


Hubo muchas ocasiones en que el señor Arebuado intentó reconquistar a su esposa, no tanto porque aún la amara, si no porque no quería que sus hijas crecieran sin su madre.


Esto no resultó. Sin perder los ánimos, ha logrado seguir llevando comida a la mesa de su casa y sus dos hijas, Rose May de 7 años y Rose Ann de 9, se encuentran estudiando en la escuela primaria José Corazón de Jesús.


Si la situación es tan difícil en la casa de los Arebuado, ¿qué hacían en un restaurante de comida rápida? Estaban celebrando que Rose May está por graduarse, quería premiarla por seguir estudiando. Quería ver a sus hijas felices por lo menos un día. 


Luego de que su historia se hizo viral ha recibido un gran apoyo. Becas para sus hijas y periódicamente un supermercado le regala despensa para poder alimentar a sus hijas en casa, además una famosa constara en su país se comprometió a remodela la casa de la familia. 



Recomendados
Recomendados