Si tu hijo te manda este mensaje, llama a la policía


Esta señal podría salvar la vida de tus hijos. A la fecha no existe algún mecanismo que como padres nos pueda ayudar a evitar que nuestros pequeños se vean involucrados en algún problema, mucho menos cuando la situación que enfrenta es tan complicada que no puede resolverla por si solo.




Este niño había sido víctima de sus amigos por mucho tiempo, quienes se burlaban de él y lo humillaban constantemente. El miedo se había apoderado de él, pero nunca quiso demostrarlo y seguía haciendo lo que sus “supuestos” amigos le decían que hiciera, aunque en ocasiones esto fuera ilegal. 




Cuando nuestros hijos salen con sus amigos es muy difícil identificar si están en problemas, y nunca falta que deciden tomar alcohol, consumir alguna droga o cometer un delito. A pesar de que se sienta en problemas es casi imposible que se anime a tomar su teléfono para llamarte y pedir ayuda. De hecho si tú lo llamas y se encuentra con sus amigos te dirá que todo está bien.


Pues lo que menos quiere es quedar mal o como un miedoso ante los ojos de ellos. 

Por esta razón el pastor de una iglesia en los Estados Unidos creó un sistema para poder ayudar a su hijo menor, Danny.


El pastor inventó un código secreto, una especie de mensaje de alarma.

La idea surgió luego de que el hombre visitó algunos centros de rehabilitación para jóvenes adolescentes. En todas las conversaciones aprovechó para preguntarles a los chicos: “¿Has pasado por una situación en la que, estando con tus amigos, ellos empiezan a hacer algo que no te gusta y les sigues la corriente solo para que ellos no se burlen y porque no hay otra salida?”. 

Todos habían pasado por una experiencia semejante.

Esto fue lo que pasó después… 

”Un día, mi hijo Danny iba a ir a una fiesta. Le dije que si algo salía mal y si se sentía incómodo o en peligro, enviara una “X“ en un mensaje de texto a cualquiera de los miembros de la familia (a mí, a mamá o a sus hermanos). La persona que recibe este código debe seguir una sencilla instrucción: llamar a a la policía para enviarla al lugar en donde se encuentra Danny. 

Las autoridades llegan al lugar, evitan que algo malo suceda y los pequeños llegan sanos y salvos a casa. 

Con esto no solo ayuda a proteger a su hijo de un peligro, también a fortalecer el vínculo que los une, además en casa no lo recibirá un padre enojado, al contrario, lo espera un abrazo y todo el apoyo que necesita.

Recomendados
Recomendados